Cannabis+flower_hero.jpg
Icon_edited.png

cultivamarihuana.net

BotonManualTx.jpg

vIII. ETAPA VEGETATIVA

No hay un punto exacto en el cual comience de forma oficial la etapa vegetativa, pero para efectos prácticos consideraremos comenzada la vegetación cuando el tercer nodo de nuestra planta se asome y el primer set de hojas adultas comience a aparecer.

Comienza Vegetacion tercer nodo cannabis.jpg

Las hojas adultas, mejor conocidas como hojas de abanico (fan leaves, en inglés), son las típicas hojas de marihuana, cada una con por lo menos 5 o 7 hojitas.

Hoja de abanico cannabis fan leave marihuana

Una típica hoja de abanico (fan leave)

En esta etapa la planta se concentra en hacerse fuerte y grande, por lo que crecerá sus tallos y follaje (hojas), pero no crecerá flores, y se recuperará muy rápido de cualquier estrés, por lo que se le pueden hacer trasplantes, podas y entrenamiento. Entre más tiempo vegete tu planta, más grande será, por lo que tendrás cosechas más abundantes. La duración de la etapa de vegetación depende del fotoperiodo. 

Fotoperiodo (horas de luz)

El fotoperiodo es la cantidad de horas que tu planta recibe luz. Durante la vegetación, es importante que tus plantas tengan muchas horas de luz y pocas horas de oscuridad.

Si estás en exterior, asegúrate de que tu planta reciba luz solar directa por lo menos de 10 am a 5 pm, pero entre más mucho mejor. Sólo protege a tu planta de la luz del mediodía si las temperaturas son más altas de 32º C y las hojas comienzan con síntomas de estrés por calor. 

 

En México, si siembras a finales de febrero, tendrás un tiempo de vegetación bastante largo, de aproximadamente 4 o 5 meses, lo cual se traducirá en plantas enormes. Si siembras durante el otoño, invierno o en los últimos días del verano, tu planta casi no vegetará y comenzará a florecer en su tercera o cuarta semana de vida, lo cual dará como resultado una cosecha muy pequeña.

 

Si estás en interior, utiliza el fotoperiodo 18/6: 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad. Es importantísimo que seas constante y que jamás dejes a tu planta con más de 10 horas de oscuridad, ya que puedes confundirla y obligarla a entrar a floración.

En el fotoperiodo, todo se reduce a que en la naturaleza las motas crecen y crecen cuando los días son largos y comienzan a formar cogollos (florecer) cuando las noches son largas.

Cuidados diarios y diagnóstico de problemas

Durante el periodo de vegetación de una planta de marihuana, tu trabajo es muy simple, ya que en esta etapa las motas crecen rápido y son muy resistentes. Los cuidados son muy sencillos:

 

Alimentación: como ya lo vimos anteriormente, riega y nutre a tus plantas con el sistema de nutrición que hayas elegido. Recuerda: lo que más necesita tu planta durante este periodo es algo de fósforo y mucho nitrógeno y potasio. 

Ambiente adecuado: procura que la temperatura esté entre 20ºC y 28ºC y la humedad entre el 40% y el 60%. Si estás cultivando en interior, esto lo puedes lograr fácilmente con una pequeña inversión: si la temperatura es muy alta, puedes instalar un aire acondicionado o un sistema de ventilación que expulse el aire caliente y lo reemplace con aire fresco. Si la temperatura es muy baja, usa un calefactor (cuida que no esté muy cerca de tus plantas o las puedes quemar). Si la humedad es muy alta, usa un dehumidificador. Si la humedad es muy baja, usa un humidificador.

etapasHumedadTempUltraFinal.jpg

Tampoco es necesario preocuparse si algunos días la temperatura o la humedad están ligeramente fuera de los rangos recomendados, simplemente es importante que observes cómo reaccionan tus plantas. También es importante considerar que hay algunas genéticas que aguantan mejor el calor y otras que aguantan mejor el frío: por ejemplo, con temperaturas de 30º C, una genética con dominancia sativa rara vez tendrá problemas, mientras que una genética índica muy probablemente sufra de estrés por calor.

Ventilación: es muy importante que tu área de cultivo esté bien ventilada. Si estás en exterior simplemente protege a tus plantas de vientos muy fuertes, y si estás en interior, pon un par de ventiladores de clip o un ventilador oscilatorio dando una ligera corriente de aire a todas tus plantas, muy importante para fortalecer el tallo y evitar la aparición de hongos. Si usas una tienda de cultivo, no la mantengas cerrada a menos que le hayas instalado un sistema de ventilación que reemplace el aire constantemente. 

Prevención de plagas: revisa tus plantas meticulosamente por lo menos una vez al día en busca de indicios de plagas. Las plagas son uno de los principales enemigos de tus plantas. Te recomendamos mucho aplicar nuestra solución preventiva contra plagas: en un litro de agua, mezcla bien 3ml de jabón potásico y 3 ml de aceite de neem. Aplica cada cuarto día sobre todo el follaje con un atomizador. Es importante que la aplicación la hagas en la noche o cuando estés por apagar tu lámpara, para evitar que la planta se queme. Complementa espolvoreando tierra de diatomeas una vez a la semana. 

plagasVegetacion.jpg

Algunas plagas comunes

Revisa tus plantas diariamente en busca de síntomas y problemas. Revisar el follaje de tus motas una vez al día te ayuda a detectar cualquier problema desde su etapa inicial, cuando es más fácil resolverlo. 

Si todas las condiciones son correctas, las hojas de tus plantas tendrán un color verde intenso, sin manchas o decoloración alguna. No te preocupes si sólo una hoja desarrolla algún problema o si las hojas más viejas comienzan a tornarse amarillas, pero manténte al pendiente: si más de una hoja joven comienza con síntomas extraños (decoloración, manchas, quemaduras, etc), es momento de diagnosticar y tomar medidas.

Una lista de cosas a las que debes poner atención:

  • Manchas, decoloración, o colores extraños en las hojas. Es normal que algunas de las hojas más viejas se pongan amarillas o cafés y se caigan conforme la planta madura, pero debes poner atención si este es un problema generalizado y de hojas más jóvenes. 

  • Si cada vez más hojas se marchitan y mueren, tu planta tiene problemas. No es normal que tu planta pierda más de dos hojas de abanico a la semana. 

  • Cualquier tipo de mal olor es un síntoma de enfermedad o pudrición.

  • Cualquier indicio de plaga u hongos. Si encuentras cualquier cosa extraña en tus hojas inmediatamente sospecha.

  • El crecimiento lento también es un síntoma de problemas. Si tu planta lleva dos semanas sin crecer notablemente ni sacar nuevos nodos y sets de hojas, es mala señal. 

Hacer un diagnóstico de una planta enferma no es tan simple, los conocimientos necesarios los traerá la experiencia. Pronto tendremos lista una guía para diagnosticar plantas enfermas; mientras tanto, si tu planta no está sana, tómale fotos y pide ayuda en foros y grupos de autocultivo en internet, o escríbenos un mensaje en nuestras redes sociales e intentaremos ayudarte. Recuerda que la comunidad de growers en general es amistosa y encuentras mucha gente dispuesta a ayudar.  

Trasplantes

Aunque puedes cultivar una planta en un solo contenedor durante toda su vida, lo que la mayor parte de los growers hacemos y recomendamos es trasplantar por lo menos 2 veces a lo largo de todo su periodo vegetativo. El trasplante favorece mucho al crecimiento de las raíces y a su vez hace más sencillo el riego.

 

Hacer un trasplante puede ser algo intimidante para un grower novato, pero es realmente simple y aunque puede estresar un poco a tu planta, se recuperará muy rápidamente y comenzará a crecer más rápido que si no la hubieras trasplantado. 

El primer trasplante puede hacerse a partir de que han pasado 8 días desde la germinación, momento que generalmente coincide con la aparición del tercer nodo de la planta y el inicio de su etapa vegetativa. Si tu primer recipiente es un vaso pequeño de plástico, la mejor forma de saber que es momento de trasplantar es cuando, vistas desde arriba, las puntas de las hojas de tu planta ya sobrepasan la circunferencia del vaso. No te esperes mucho más de este momento para trasplantar, pues las raíces de tu planta sufrirán y detendrán su crecimiento. 

young-cannabis-plant-ready-for-transplan

Esta planta está lista para transplantarse

_edited.jpg

Técnica del vaso transparente: una forma efectiva de saber cuándo trasplantar, es sembrar tu semilla en un vaso de plástico transparente. Una vez que puedas ver varias raíces tocando los bordes laterales del vaso, sabrás que es momento de transplantar. Importante: deberás trasplantar inmediatamente, ya que en un vaso transparente las raíces están expuestas a la luz; las raíces odian la luz. Otra ventaja de usar vasos transparentes es que podrás ver qué tan húmeda o seca está la tierra en la parte baja del vaso, y así saber cuándo regar. 

Lo más recomendable es que trasplantes a una maceta de entre 3 y 4 litros. En un recipiente de este tamaño tu planta joven se sentirá más cómoda, crecerá más rápido y te será más fácil regar de forma adecuada. Una vez que tu planta crezca hasta tener la misma altura que tu recipiente, será momento de hacer el segundo trasplante.

Hay algunos growers que hacen 3 o hasta 4 trasplantes a lo largo del ciclo vegetativo de la planta, pero el segundo trasplante lo puedes hacer directamente al recipiente final, sobre todo si cultivas en interior. El tamaño final de tu planta dependerá del tamaño de tu maceta, y lo normal en un cultivo interior es que no uses macetas más grandes de 20 litros (a menos que tu espacio de cultivo sea muy grande).

Consideraciones al hacer un trasplante

 

  • Riega tu planta 1 día antes de trasplantarla, para que la tierra no esté ni muy seca ni muy húmeda y se mantenga compacta y unida al momento del trasplante, en vez de que la tierra se desmorone. 

  • Es mejor trasplantar muy temprano a muy tarde. Si te tardas mucho en hacer un trasplante, puedes ocasionarle un daño irreversible a las raíces.

  • Asegúrate de hacer el último trasplante dos semanas antes de cambiar a floración. Nunca hagas un trasplante una vez que la planta ya esté floreciendo. 

  • Siempre que hagas un trasplante, riega con un enraizador: puede ser una fórmula o puedes hacer tu propio enraizador con te de lentejas. 

  • Trasplanta por la noche o por la tarde cuando la luz solar no sea tan fuerte. Recuerda, las raíces odian la luz. 

Entrenamiento

Aunque suena extraño, realmente podemos entrenar o tutorar a nuestra planta: lo que hacemos es indicarle cómo y hacia dónde tiene que crecer, para así aprovechar mejor el espacio. El objetivo principal de entrenar a tus motas es el de crear más colas. Las colas son los sitios donde crecen los cogollos principales.

En exterior no es fundamental entrenar a tu planta, a menos que quieras discreción, en cuyo caso puedes obligarla a crecer horizontalmente, es decir, entrenarla para que sea ancha en vez de alta. 

En interior es muy recomendable entrenar a tu planta, ya que de forma natural las motas crecen con estructura de árbol de navidad para recibir óptimamente la luz del sol ---un astro en movimiento--, no para recibir la luz de una fuente fija y cercana, como es el caso de nuestras lámparas de cultivo. Al entrenar a tu planta, le ayudarás a recibir luz de forma homogénea y por lo tanto incrementará notablemente tu cosecha.

11-1-e1549461864730.jpg

Una planta de exterior que fue entrenada para crecer horizontalmente

EUNUi-QXYAA44kK.jpg

Cuando entrenas, cosechas más en menos espacio

¿Qué entrenamientos puedes hacerle a tu planta? 

Poda apical: consiste en cortar toda la parte superior del tallo principal de la planta. Esta poda detiene el crecimiento vertical del tallo y obliga a la mota a distribuir su crecimiento en más ramas: generalmente aparecen dos o cuatro ramas grandes nuevas con cada poda. Es la poda más utilizada por growers porque es fácil de hacer y suele funcionar muy bien para limitar el crecimiento vertical, incrementar el número de colas y por lo tanto nuestra cosecha. La desventaja es que genera estrés a tu mota, por lo que debes darle una semana de recuperación sin hacerle ninguna otra poda, trasplante, o cualquier cosa que le cause estrés. Es importante tener en cuenta que por este motivo, aplicar una poda retrasa el crecimiento de la mota por unos días.  

Poda FIM: viene del término en inglés Fuck, i miss (mierda, la cagué), porque según cuentan el grower que descubrió esta poda en realidad quería hacer una poda apical pero la cagó y terminó pellizcando como el 80% del brote superior. En eso consiste esta poda: en pellizcar o cortar sólo una parte del brote superior. Promueve el desarrollo de 2 o hasta 8 brotes nuevos y no causa tanto estrés como la poda apical. 

El mejor momento para aplicar la primera poda, ya sea apical o FIM, es a partir de que la planta tenga 3 o más nodos. Nunca hay que aplicar una poda antes de eso ni durante el periodo de floración. 

poda2.jpg

Las líneas indican dónde se debe cortar según la poda que se quiera hacer

LST: del inglés Low Stress Training, consiste en doblar los tallos de la planta y asegurarlos para que queden lo más bajo que se pueda sin tocar el sustrato. La idea es que la luz pegue en partes de la planta que sin entrenamiento casi no recibirían luz, provocando crecimiento de nuevas ramas que en el futuro se convertirán en colas con cogollos. Este método debemos utilizarlo cuando la planta sea muy joven, pues los tallos de una planta adulta se ponen más leñosos y duros, y pueden romperse más fácilmente. El LST casi no causa estrés a la planta, por lo que es ideal para plantas autoflorecientes. 

lst.jpg

Diagrama que muestra un LST

Otros entrenamientos que le puedes hacer a tu mota son el Supercropping, Mainlining, Manifolding, ScrOG, y la Defoliación, que son algo más avanzados y por lo tanto no los abordaremos en este manual. 

En resumen, entrenamos a nuestras plantas para lograr que en lugar de crecer así:

Planta de cannabis sin entrenamiento

crezcan así:

Planta de cannabis con entrenamiento

Si cuidamos y entrenamos bien a nuestra planta durante la vegetación, sentaremos las bases para una cosecha exitosa. Daremos por terminada la etapa de vegetación cuando la planta muestre sus primeros pistilos, es decir, cuando comienza a formar nuestra futura cosecha: las flores.

Sigue con:

  • Browers Facebook
  • Ninja Grower Instagram
  • Ninja Grower TV