Cannabis+flower_hero.jpg
Icon_edited.png

cultivamarihuana.net

BotonManualTx.jpg

v. SISTEMA DE NUTRICIÓN y riego 

Los nutrientes más importantes para las plantas de cannabis (como para casi cualquier planta con flor) son:

N - Nitrógeno

P - Fósforo

K - Potasio

Estos 3 son los más importantes, pero también se requieren calcio, magnesio, y otros más. En su etapa de vegetación, cuando sólo tiene hojas y está creciendo, una mota necesita mucho nitrógeno. En cambio, cuando empieza su etapa de floración requerirá de menos nitrógeno y mayores cantidades de fósforo y potasio. Cómo le des de comer estos nutrientes dependerá de tu medio de cultivo.

Si cultivas en hidroponia

Tendrás que alimentar a tus plantas desde el inicio de su vida con nutrientes especiales para hidroponia. Como tus plantas no tendrán tierra de donde sacar nutrientes básicos, tú serás el único responsable de su buena alimentación. No profundizaremos en este método en este manual.

Si cultivas en super tierra con composta

Ésta es la forma más “natural” y orgánica para cultivar. Lo que harás será preparar tierra con composta para lograr una super tierra que tenga absolutamente todo lo que tu planta necesita en todas sus etapas de vida. Como quien dice, estarás emulando el suelo fértil de un bosque, donde hay muchos nutrientes muy ricos que se han integrado a lo largo de los años con un sinfín de elementos que participan en la naturaleza, como hojas y frutos que caen de los árboles, heces de animales o animales muertos. Cultivar con super tierra requiere más trabajo y planeación previa, además de que el crecimiento de las plantas puede ser más lento, pero trae grandes beneficios, como el no tener que medir el ph de tus riegos y obtener cosechas 100% orgánicas, que sabrán y olerán mucho mejor. Muy pronto subiremos un tutorial de preparación de super tierra.

Si cultivas en tierra

Si quieres obtener cosechas de buen tamaño y calidad, necesitarás nutrientes especialmente diseñados para cannabis en tierra. Puedes utilizar:

 

Sustratos y tés orgánicos: humus de lombriz, harina de huesos, guano de murciélago, abono de borrego, té de lentejas, té de plátano y otros.

 

Fórmulas líquidas: hay un sinfín de opciones hechas por laboratorios que contienen todo lo que tus plantas necesitan. Nosotros recomendamos el uso de Flora trio, que es una fórmula con rendimiento probado. Es importante señalar que al usar fórmulas, debes ser muy cuidadoso de no sobrefertilizar, ya que quemarás tus plantas. En este caso no aplica el famoso dicho “más vale que sobre a que falte”, por el contrario, una planta con deficiencias nutricionales puede recuperarse muy rápido si le das los nutrientes que necesita al ver los primeros síntomas de carencias: comúnmente las hojas más bajas comienzan a decolorarse y ponerse amarillas o color lima, aunque hay muchos otros síntomas posibles. Por el otro lado, el síntoma de sobrefertilización más común es que las puntas de las hojas de tu planta se queman, poniéndose de un color amarillo, dorado o café: si le pasa esto a tu planta, tu siguiente riego hazlo sólo con agua, y en los siguientes riegos reduce la cantidad de nutrientes.

nitrogen-deficiency-wilted-leaf.jpg

Cuando las hojas de hasta abajo comienzan a ponerse así, suele ser por falta de nitrógeno. 

nutrient-tip-burn.jpg

El síntoma más común de exceso de nutrientes son las puntas amarillas o "quemadas"

IMPORTANTE: Medición del PH

Cuando usas fórmulas líquidas de nutrientes, una cuestión FUNDAMENTAL es que debes medir el PH del riego para asegurarte que está en el rango adecuado y así prevenir problemas nutricionales.

 

El PH es una medida para determinar el grado de alcalinidad o acidez de una solución. Un PH de 7 es un pH neutro, un pH más alto que 7 será alcalino, y más bajo que 7 será ácido. A las plantas de cannabis les gusta un PH ligeramente ácido.

 

Si cultivas en tierra, tu pH debe estar entre 6.0 y 7.0 

 

Si cultivas en hidroponia, tu pH debe estar entre 5.5 y 6.5

 

No es necesario que tu pH sea exacto cada vez. Lo importante es que en cada riego el pH esté en el rango correcto.

 

Algunos growers tienen suerte y cosechan buena mota sin medir el PH, pero la mayor parte de las personas que no miden su PH terminan con problemas nutricionales. Es una de las causas más frecuentes de malas cosechas o incluso plantas muertas.

 

Si el pH de tu riego es muy alto o muy bajo, tus plantas no serán capaces de absorber nutrientes adecuadamente.

 

Aún cuando estés dando a tus plantas la cantidad adecuada de nutrientes, si su agua de riego no está en el rango de pH correcto, no los absorberán.

Medidor digital PH

Incluso cuando a una planta le va muy bien durante el periodo de vegetación, las motas tienden a ser más delicadas y propensas a tener problemas en la etapa de floración. A muchos growers les pasa que llegan hasta la etapa de floración sin problemas, y apenas comienzan con esta etapa, los problemas aparecen. Para asegurarte de que esto no te suceda a ti, es importante tener el hábito de medir el PH del agua de riego desde el comienzo del cultivo. En realidad no es nada difícil, te toma menos de 5 minutos y no es nada costoso, basta con comprar un medidor digital (los encuentras desde $250 mxn) o un kit de medición a través de gotas, como los que se usan para las albercas.

Un típico medidor digital de PH

No nos cansaremos de decírtelo: si usas fórmulas líquidas de nutrientes, MIDE EL PH de tu agua de riego. Tus plantas crecerán sanas y te lo agradecerán con cogollos gordos y resinosos.

Cómo regar tus plantas (cultivo en tierra)

El riego es un aspecto básico del sistema de nutrición de tu cultivo, y aunque es fácil e intuitivo, hay un par de cuestiones que debemos entender: cuándo y cuánto regar. A las plantas de cannabis no les gusta tanto recibir poca agua de forma continua, es mejor regar abundantemente y esperar a que la tierra se seque. Regar constantemente es uno de los errores más comunes de los principiantes, y hacerlo puede ocasionar problemas irreversibles de raíces, como hongos y pudrición. Además, las raíces necesitan respirar oxígeno, cosa que será imposible si mantienes tus macetas llenas de agua siempre.

 

Una ligera falta de riego siempre es mejor que un exceso de riego.

 

Cuándo regar: para saber cúando regar recomendamos ya sea el uso de un medidor de humedad, que es muy económico y muy práctico, o la técnica del dedo: metes tu dedo unos 3 cm en la tierra, y si en esos 3 cm la tierra está seca, es momento de regar nuevamente.

 

Cuánto regar: dependerá de si en el riego aplicas nutrientes en fórmulas líquidas o si estás usando super tierra. Si usas fórmulas líquidas en tu riego, es importante que riegues hasta que por debajo de tu maceta salga una buena cantidad de agua (alrededor del 20% de tu riego), para ayudar a las raíces a deshacerse de la gran cantidad de sales que de otra forma podrían acumularse y causarte problemas. Si riegas sin aplicar fórmulas líquidas, simplemente riega hasta que toda la tierra esté húmeda.

Con un riego correcto, lo normal será que necesites regar aproximadamente cada 3 o 4 días. Si tu tierra tarda más de 5 días en secarse, lo más probable es que tengas problemas de drenaje (a menos que tu planta aún sea pequeña en comparación con la maceta, tema del cual hablaremos). Si tu tierra se seca en 1 día, es probable que necesites regar con más agua. Ojo, esta información aplica solo para el cultivo en tierra. El cultivo hidropónico requiere de rutinas de riego distintas.

overwatered.jpg

Las hojas decaídas pueden ser un síntoma tanto de falta de riego como de exceso de riego.

¿Puedo regar con agua de la llave? 

 

En México, el agua de la llave no suele ser de la mejor calidad y muchas veces acarrea exceso de bacterias, minerales, o elementos indeseables, por lo que no es tan recomendable usarla, aunque no siempre causa problemas: dependerá de la calidad del agua de la zona en la que vives. En muchos lugares, el agua de llave suele venir con un poco de cloro, que aunque en mínimas cantidades no es necesariamente dañino, cuando éste se va acumulando con cada riego, nuestras plantas empiezan a tener problemas como hojas amarillas que mueren más rápido de lo que deberían. Para mejorar la calidad del agua de llave, muchos growers recomiendan el uso de un filtro o dejar al agua reposar unas 24 horas en un recipiente sin tapa, para que los elementos como el cloro se evaporen. 

 

Una alternativa al agua de llave es usar agua tratada con osmosis inversa (la mayoría de los negocios que rellenan garrafones usan este tratamiento). La desventaja es que el agua tratada así pierde minerales importantes como el calcio y el magnesio, mismos que puedes reemplazar con una fórmula química de estos dos elementos, o enriqueciendo tu sustrato con humus de lombriz o guano de murciélago.

Un factor importante: la maceta

Siempre ten en cuenta que el riego puede variar dependiendo de la relación entre el tamaño de maceta y el tamaño de tu planta. Si tienes una planta pequeña en una maceta enorme, empapar toda la tierra la ahogará antes de que tenga oportunidad de desarrollarse. Por esta razón, es sumamante recomendable comenzar con tu mota en recipientes pequeños y transplantar por lo menos unas 2 o 3 veces a lo largo de su vida, para que el riego se simplifique y tu planta crezca más cómoda. Tocaremos este tema más adelante.

Nota: siempre cultiva una sola planta por maceta. Sembrar muchas semillas en una sola maceta es uno de los errores más comunes entre principiantes, y hacerlo perjudica seriamente el desarrollo de nuestras plantas, ya que sus raíces crecerán incómodas y compitiendo por nutrientes. Así que siempre, sin excepción: una planta por maceta!

Otros puntos importantes de tu maceta:

  • Debe tener varios hoyos pequeños en su base, para permitir un buen drenaje.

  • Evita las macetas negras de plástico o barro, sobre todo si estás en México. Una maceta negra absorbe más el calor, y esto le puede dar problemas a tu planta.  

  • Cualquier recipiente puede funcionarte como maceta (una cubeta, por ejemplo), aunque recomendamos el uso de macetas de tela: permiten un mayor contacto de oxígeno en las raíces, lo cual favorece su crecimiento.

111706-d.jpg

Maceta de plástico

614-1.jpg

Una típica cubeta también puede servir como maceta

AirRoot_Maceta_Tela_AirRoot_2_AMAC.84-8.

Maceta de tela - ¡la recomendamos!

Sigue con:

  • Browers Facebook
  • Ninja Grower Instagram
  • Ninja Grower TV