Cannabis+flower_hero.jpg
Icon_edited.png

cultivamarihuana.net

BotonManualTx.jpg

índice de contenido

 

I. introducción al cultivo de cannabis

¿Estás listo para empezar a cultivar? Este manual te ayudará a descubrir la mejor forma de cultivar mota para tu situación particular: la idea es que encuentres un estilo que mejor se adapte a tus necesidades de espacio, presupuesto, y cosechas deseadas. 

Cualquier persona puede cultivar su propia marihuana, basta con dedicarle unos cuantos minutos al día y tener un poco de espacio en un closet, cuarto, jardín, terraza o azotea para cosechar flores de primera calidad: quizá no lo sabías, pero la parte de la planta que nos fumamos es su flor, particularmente la flor de las hembras, que en el mundo del cannabis es mejor conocida como cogollo, y que es donde se encuentran en mucho mayor concentración todos los cannabinoides con propiedades medicinales y psicoactivas, como el CBD y el THC. Las plantas macho sólo dan sacos de polen, NO cogollos ricos en THC y CBD, por lo que, a menos que quieras reproducir, deberás eliminar cualquier planta macho lo antes posible, o correrás el riesgo de que polinice a tus hembras, y una hembra polinizada reduce drásticamente su producción de cogollos para dedicar sus energías a hacer semillas.

Cogollo de marihuana flor de cannabis

Cogollo de una cannabis hembra

Planta cannabis macho

Sacos de polen de una planta macho

Nota: hay algunos estudios recientes que señalan que los cogollos no son flores, sino frutos. Es uno de los problemas de que esta planta haya estado prohibida por tanto tiempo: ha sido poco estudiada por la ciencia institucional. ¡Afortunadamente ya cada vez más países permiten su estudio para usos medicinales y científicos! 

Ciclo de crecimiento de una planta de cannabis

 

 

El cannabis es una planta anual, es decir que nace, crece, se reproduce y muere en el mismo año. Dividimos el ciclo de vida de una mota en tres etapas:

 

1. Plántula: recién salida de la semilla, la planta es una bebé y apenas tiene un par de juegos de hojas: uno con dos hojas pequeñas que sólo funcionan como un depósito inicial de energía, y el primer juego de hojas reales, pero aún muy pequeñitas. En esta etapa la planta es muy sensible al calor o frío excesivos, así como a los nutrientes; si estás cultivando en tierra, no es recomendable darle ningún tipo de nutrientes de fórmula a la mota, ya que probablemente la quemarás. Si las condiciones son correctas, esta etapa durará entre 1 y 3 semanas. Si tu planta sigue pequeñita después de tres semanas, es probable que estés haciendo algo mal o la genética sea deficiente.


2. Etapa vegetativa: es el tiempo que la planta dedicará a crecer sus tallos y follaje. Puede durar de 3 semanas hasta 5 meses (una planta que vegete durante 5 meses crecerá como un monstruo), y por lo general es cuando la planta más rápido se recupera de cualquier estrés (como una poda o el ataque de una plaga). En esta etapa, la planta requiere de mucho nitrógeno y es cuando aprovecharemos para hacer cualquier poda o entrenamiento. De forma natural en exterior, las motas se mantienen en vegetación cuando los días son más largos y las noches más cortas. En interiores, mantendremos a la planta en estado vegetativo usando un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad.

3. Floración: es cuando la planta forma sus flores, es decir, sus cogollos, lo que usaremos ya sea para fumar o hacer comestibles o extractos. En esta etapa es cuando más debemos cuidar que sus condiciones de calor y humedad sean ideales y que no sufra de ningún tipo de estrés. Respecto a los nutrientes, comenzaremos a dar más fósforo y sobre todo potasio. En exterior, la planta empieza a florecer de forma automática cuando los días se hacen más cortos; es la forma de la planta de decir: ya viene el invierno, por lo que debo reproducirme antes de morir. En interior, le indicaremos a la planta que florezca cambiando su fotoperiodo a 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad. La floración suele durar de 7 a 14 semanas, dependiendo de la genética de la mota.

Etapas del cultivo de cannabis

¿Qué es lo que necesitan las plantas de cannabis?

 

1. Luz, luz y más luz: A las plantas les encanta la luz, así que considéralo el factor más importante para cualquier grower. Una luz de buena calidad se traducirá en cogollos gordos y resinosos, una luz débil en cogollos delgados y esponjosos, nada compactos.


2. Medio de cultivo: aquí es donde crecerá tu planta. Cuando eres principiante, lo más común es usar tierra, pero puedes cultivar en otros medios, como los sistemas de hidroponia.

3. Aire: tus plantas necesitan buena ventilación, buen flujo de aire y un poco de brisa que fortalezca sus tallos.

4. Temperatura y humedad adecuadas: si el ambiente es muy caliente o muy frío para ti, también lo será para tus plantas. A las motas les encantan las temperaturas entre los 18ºC y los 28ºC y morirán rápido bajo temperaturas muy extremas. Respecto a la humedad, el rango ideal dependerá de la etapa de crecimiento de la planta, pero en general debe ubicarse entre 40-70%. Más del 70% de humedad es garantía de problemas con hongos. La siguiente tabla muestra la temperatura y humedad ideal para cada etapa de crecimiento:

etapasHumedadTempUltraFinal.jpg

5. Nutrientes: puedes usar fórmulas fabricadas por laboratorios para alimentar a tus plantas, o también puedes usar métodos orgánicos como sustratos, tés y compostas para tener un suelo rico en todos los nutrientes que tus plantas necesitan, principalmente Nitrógeno, Fósforo y Potasio.


6. Agua: como todos los seres vivos, las motas necesitan agua para sobrevivir y crecer.
 

Asegúrate de que tus plantas reciban las cantidades adecuadas de estos 6 recursos, y tendrás plantas fuertes y sanas. Es decir, cogollos así:

Cogollo cannabis

Antes de comenzar, ten en cuenta lo siguiente:

 

La razón más común por la cual los cultivos de marihuana fracasan es por la tendencia a no informarse. La falta de información propicia que te saltes ciertos pasos cruciales como entender los ciclos de luz, monitorear el ph para evitar problemas nutricionales, o plantar solo 1 planta por maceta. A menos que tengas mucha suerte, saltarse estos pasos casi siempre significa plantas enfermizas o cosechas para llorar. No te preocupes, si sigues todos los pasos de este manual, tus plantas crecerán sanas y tus cosechas serán dignas de todo un horticultor profesional.

 

No hagas experimentos improvisados, puedes terminar lastimando o incluso matando a tus plantas. Tómate un segundo para buscar en google si lo que quieres hacer es una buena idea, encontrarás información muy fácilmente. Casi te podemos asegurar que lo que sea que quieras intentar, alguien ya lo intentó antes. ¡No re inventes la rueda! Te puedes beneficiar de los errores cometidos por otros aprendiendo a no cometer esos mismos errores. Hay muchísima información en internet, así como muchísimos foros donde otros growers no dudarán en ayudarte. En general, la comunidad de growers de marihuana es bastante buena onda.

Sigue con:

  • Browers Facebook
  • Ninja Grower Instagram
  • Ninja Grower TV